Casa da Estalagem

  1. El pueblo de Ervidel mantiene características interesantes para sus visitantes.

    Caminar por sus calles permite descubrir encantos que subsisten, como las raras ventanas y chimeneas. El imponente y precioso edificio de la escuela sobresale. La iglesia mayor y la capilla de São Pedro (esta última cercana a Casa da Estalagem) merecen una visita, además del pequeño Museu Rural y el Lagar de Azeite (almazara). También el vino es una importante tradición en el pueblo, donde subsisten varias bodegas. El vino se celebra todos años en noviembre, con la fiesta Vin & Cultura.

    Casa da Estalagem pone a disposición de sus huéspedes bicicletas, para descubrir las carreteras y caminos del entorno, o el embalse de Roxo, donde se pueden avistar distintas aves migratorias.

    Para los aficionados de pesca y caza, el embalse de Roxo y las riberas cercanas, y las zonas de caza de la región son lugares magníficos para estas actividades.

    La villa de Aljustrel merece una visita, por sus tradiciones mineras y miradores que ofrecen impresionantes panorámicas de la región.

    La ciudad de Beja se encuentra a menos de 30 minutos de Ervidel. Se destaca su castillo medieval, con la torre del homenaje más alta de Portugal.


Built with Berta.me